Blockchain, el mundo sin intermediarios

blockchain

El lunes 12 tuvo lugar en nuestra escuela de Madrid la charla de Blockchain. En ella, Ángel Niño nos explicó todo sobre ese sistema.

Antecedentes del blockchain

Hoy podemos conectarnos con cualquier parte del mundo, acceder a toda la información de internet, comprar sin esperas ni largas colas y recibiendo cómodamente los productos en nuestra casa… Todo desde nuestro teléfono, cómodamente sentados en nuestro sofá. Pero hay cosas que aún no podemos hacer… Por ejemplo, no podemos enviar dinero sin intermediarios (bancos, tarjetas de crédito, pasarelas de pago…).

Cuando realizamos alguna compra virtual estamos utilizando las redes privadas de esos intermediarios. El dinero, por tanto… no viaja por internet, el dinero viaja entre las bases de datos de estas entidades, a las cuales, supuestamente, ningún agente externo puede acceder. Esa intermediación tiene un coste (en tiempo y dinero) que como todos sabemos, paga el usuario.

El nacimiento del BITCOIN

En 2008, tras una crisis que pasará a la historia por el estallido de una gran burbuja, una persona (o grupo) de identidad desconocida (se le conoce por su alias, Satoshi Nakamoto), crea una plataforma compleja y descentralizada basada en un registro de cadenas de bloques que no puede ser pirateado, conocido como BITCOIN.

El verdadero potencial del BITCOIN no era la moneda virtual como tal (que también). El gran avance fue la creación de una tecnología que generaba más confianza que los intermediarios.

Qué es el Blockchain

Blockchain  (también conocida como libro de contabilidad distribuido) es una cadena de bloques. En otras palabras: se trata de una base de datos distribuida que registra bloques de información y los entrelaza (mediante criptografía) para facilitar la recuperación de la información y verificar que no se han modificado.

La robustez de Blockchain es su factor fundamental para eliminar intermediarios, porque la propia solidez de la misma (han pasado más de 9 años y no se ha podido piratear) crea la confianza necesaria para que los agentes externos depositen su información sin miedo a que esta pueda ser eliminada o modificada.

Criptomonedas

Con el auge de BITCOIN, muchos desarrolladores empezaron a ver limitaciones al protocolo inicial (e inalterable) propuesto por Nakamoto.

Es por ello que nacen las criptomonedas o criptodivisas. Se trata de un medio digital de intercambio que utiliza técnicas de cifrado para normalizar la generación de unidades de moneda y verificar la transferencia de fondos. Además, opera de forma independiente de un banco central, es decir, un protocolo establecido e inalterable por factores externos.

La primera criptomoneda en aparecer, después de BITCOIN, surgió en 2011, y su nombre fue LITECOIN (LTC). LTC es una criptomoneda sustentada por la red P2P y basada en Scrypt (otro código de encriptación diferente al de BITCOIN),

En la actualidad (febrero 2018), existen más de 1500 criptomonedas enfocadas en diferentes ámbitos de aplicación, pero todas usando la idea original de descentralización y eliminación de intermediarios.

Contratos inteligentes

Utilizando la idea de la inalterabilidad de la cadena de bloques, Vitalik Buterin (desarrollador en aquella época de BITCOIN) consideró que, en el mundo empresarial, esta fiabilidad sería de gran utilidad para crear, pautar y firmar contratos. De esta manera, cuando cualquiera de las partes (o agentes externos) quisieran acceder a los contratos pasado el tiempo, pudieran ver exactamente lo mismo que se formuló.

Así es como nace el término “contrato inteligente”, un programa informático que facilita, asegura, hace cumplir y ejecuta acuerdos registrados entre varias partes.

Lo más importante es la ejecución, pues en actualmente cualquier contrato depende de la voluntad de las partes para cumplirlo y el ser humano es voluble. Sin embargo, los contratos inteligentes tienen la capacidad de cumplirse de forma automática una vez que se han cumplido los acuerdos pactados en su creación.

Esta creación de contratos inteligentes se sustenta en la plataforma Ethereum (que no es una criptomoneda). Ethereum permite a los nuevos desarrolladores escribir su propio contrato inteligente, estipulando sus propias “cláusulas del contrato” en relación al cumplimiento de los mismos.

Ether es la moneda que utiliza la plataforma Ethereum. A día de hoy es la segunda criptomoneda en capitalización, y posiblemente la criptomoneda con mayor proyección de futuro.


Ángel Niño, experto en Business Intelligence y Blockchain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *