Cualidades de un buen Chief Data Officer (CDO)

cualidades de un buen chief data officer

El CDO, o Chief Data Officer, ha de ser una persona integrada desde un punto de vista integral dentro de la empresa. Para ello tiene que tener una serie de cualidades que describimos:

Ser un experto en datos… y en el negocio.

El CDO debe reconocer los datos como un activo más, entendiendo la necesidad de crear valor a partir de éstos. Tener datos no es suficiente, estos nos tienen que llevar a la acción, a procesarlos, ordenarlos, tratarlos, analizarlos, sacarles provecho…. los algoritmos deben de entrar en la escena.

Tener gran capacidad de empatía.

Como todo gestor de grandes proyectos la organización y gestión del equipo es fundamental, ya sea a nivel presencial o en remoto, ha de poder ser un “buen gestor de personas”

Ser un buen comunicador.

Ha de tener una excelente capacidad de comunicar lo complicado desde todos los puntos de vista. Desde a los accionistas hasta a los clientes, el CDO ha de saber trasladar proyectos complicados a personas sin conocimientos técnicos

Saber tomar decisiones difíciles.

Es posible que los datos lleven a la toma de decisiones no coherentes, de complicada resolución o a veces contrarias a lo “lógico”. En esos casos, dicha toma de decisiones ha de estar acompañada de una excelente comunicación a las partes implicadas

Tener capacidad de gestión integral de proyectos.

Los proyectos de Big Data tienden a ser largos, por eso es necesario una gran capacidad de control de los costes y de los hitos, en la “gestión del proyecto” se ha de incluir la gestión financiera.

Estar orientado a la mejora de los márgenes en los proyectos de Big Data.

Orientado a mejorar el negocio como consecuencia del uso de los datos, ya sea aumentando los ingresos o reduciendo los costes, todos los proyectos de Big Data deberían tener un impacto positivo en el EBITDA (earnings before interest, taxes, depreciation, and amortization, es decir, el beneficio bruto antes de la deducibilidad de los gastos financieros) de una empresa.

Ser experto en tecnología y entender las últimas tendencias.

Es necesario mantenerse al día con las últimas tendencias, debe comprender su evolución. Tanto desde la perspectiva empresarial, como desde la perspectiva de TI.

Estar abierto a otras opiniones.

Ya sea de sus pares o de los gestores de los proyectos dentro del área. Todo líder debe de saber escuchar y poner en común la toma de decisiones. Debe evitar tanto el ser un llanero solitario como la microgestión.

Tener orientación total al cliente.

Las organizaciones digitales tienen a la persona en el centro. Cuando los proyectos se desarrollan en función de las necesidades reales del cliente, las posibilidades de éxito son mucho mayores, garantizando la privacidad del cliente en todo momento.

Estar centrado en la seguridad.

Estableciendo protocolos y cumpliéndolos, siempre bajo las normas y la legalidad. También debe implementar las medidas de cifrado correctas y utilizar las herramientas adecuadas de IT para detectar ataques en tiempo real.

Ser un visionario.

Un CDO debe tener una visión a la que él / ella quiera llevar a la compañía en los próximos 5-10 años. Como se mencionó, los proyectos de Big Data tardan mucho tiempo en completarse y una visión sólida y clara ayudará a completar los proyectos de la manera correcta.

Ser un agente de cambio.

La gestión y el uso del Big Data requiere un cambio cultural en la organización.

Pasar a una cultura basada en datos y centrada en la información es difícil, ya que las personas tienden a repetir patrones diciendo frases tales como “esto siempre lo hemos hecho así”, que desafortunadamente todos hemos oído.

Los cambios en la empresa son lentos y muy poco a poco. Por eso, se han de gestionar de manera inteligente y conjunta con todos los departamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *