Más de 5 000 millones de personas participan a diario en interacciones en red que generan algún tipo de dato. Para 2025, esta cifra sobrepasará los 6 000 millones, lo que supone que el 75% de la población mundial formará parte de una gran muestra cuyo comportamiento estará en permanente estudio. Así lo ponen de relieve Seagate e IDC en su informe The Digitization of the World – From Edge to Core.

Este escenario que se nos dibuja para dentro de cinco años, con más de 150 000 millones de dispositivos interconectados -muchos de ellos recogiendo datos de manera ininterrumpida y en tiempo real- es un terreno abonado para el avance del Big Data y el Internet of Things (IoT) o Internet de las Cosas. ¿Qué puede ofrecernos la colaboración entre estos dos paradigmas?

Internet of Things (IoT): ¿qué es y cómo funciona?

Según el glosario de la consultora Gartner, el Internet of Things (IoT) o Internet de las cosas se define como una red de objetos interrelacionados y equipados con tecnología para la intercomunicación, la captura de señales o la interacción con el entorno. A día de hoy, el IoT se despliega en forma de millones de cámaras, grabadoras, ordenadores, móviles, radares, sensores, drones, códigos, termómetros, higrómetros, etc., que toman registros de lo que sucede y los envían a los centros de procesamiento.

Estos dispositivos presentan diferentes niveles de sofisticación. Los más sencillos como, por ejemplo, las etiquetas RFID, se emplean con fines de identificación. Otros, más complejos, actualizan su ubicación o son programables a distancia. Finalmente, hay nodos que, incluso, toman decisiones y las ejecutan por sí mismos si se cumplen ciertas condiciones.

Entonces, ¿qué relación hay entre el Big Data y el IoT?

La actividad del IoT da como resultado una cantidad ingente de datos que es preciso recopilar, validar, almacenar, procesar y analizar para extraer valor, es decir, conclusiones que nos permitan ampliar nuestro conocimiento y basar nuestros siguientes pasos. Es aquí donde, justamente, entra en juego el Big Data para, haciendo un símil con el mundo financiero, transformar en neto aquello que estaba en bruto.

IoT & Big Data: sectores de aplicación

La alianza entre Big Data e IoT proporciona ventajas en dos esferas: la industrial, con la implementación de soluciones B2B; y la del gran consumo, con desarrollos B2C que mejoran nuestra vida diaria en lo personal y en lo doméstico.

Big Data e IoT contribuyen al desarrollo de soluciones de domótica para el hogar

Big Data e IoT, una alianza cargada de potencial de futuro

Extraer beneficios de la colaboración entre Big Data e IoT es cada vez más sencillo gracias a la suma de otras tecnologías, como el 5G, que ahorra ancho de banda en las operaciones y reduce la latencia en la transmisión de datos; y el edge computing, que favorece el procesamiento descentralizado de la información de manera que, cuando esta llega al nodo central de la red, lo hace ya desprovista de ruido y preparada para someterse a un proceso de análisis en Big Data.

Esta experimentación nos hace pensar en un presente y un futuro muy cercano en los que se registrarán considerables avances en campos como:

¿Te gustaría formar parte de la revolución del Big Data y el IoT que ya está en marcha? Nuestro Máster Experto en Arquitectura Big Data te prepara para desarrollarte profesionalmente en este sector, en el que podrás trabajar como líder de proyectos en sistemas intensivos de datos o como gestor de infraestructuras de Big Data, entre otras especializaciones. ¿A que suena bien? Pues no lo dejes para mañana: contacta con nosotros hoy mismo y te ofreceremos un asesoramiento personalizado.

El Internet de las cosas o Internet Of Things (IoT) es una tecnología que está creciendo a pasos agigantados, como demuestra un reciente estudio publicado por CB Insights, que asegura que las StartUps que desarrollan IoT han recibido un 30% más de inversión en el primer cuatrimestre de 2016 que en el último periodo del año pasado.

Esto pone de relieve el interes que grandes personalidades y entes empresariales como Intel Capital, Qualcomm Ventures, Adreessen Horowitz o Cisco, una de las multinacionales americanas pioneras en la apuesta por el Internet de las cosas, tienen en el desarrollo de esta nueva tecnología.

¿Qué es el Internet Of Things? El concepto de IoT podemos remontarlo hasta finales de los años 90, cuando en 1999 el investigador del MIT Kevin Ashton propuso esta idea, claramente inspirada en obras de ciencia ficción. El Internet de las cosas se fundamenta en la interconexión de los objetos que nos rodean. Implantando sistemas de generación y medición de datos en los objetos y conectándolos a Internet, se generará un enorme volumen de datos con múltiples usos, entre ellos el camino hacia las ciudades inteligentes (de las que hablaremos la semana que viene).

Internet Of Things
Internet Of Things – Inversión en empresas – Fuente: CB Insights

Asuntos cotidianos como quedarse sin alimentos por olvidar hacer la compra, tener medicamentos caducados o quedarse sin gasolina podrían pasar a la historia, ya que si un botiquín genera datos sobre sus componentes, un servidor puede alertar al usuario de la caducidad de sus medicinas, o incluso si se programa, mandar un pedido de compra a una farmacia que sirva a domicilio. Lo mismo sucede con el frigorífico. Si nuestra nevera detectara que el cajón de las naranjas se queda vacío, podría encargar nuevas naranjas e incluso seleccionar la forma y tamaño de las mismas si la tienda en cuestión incorporara también tecnología de IoT.

Pero la aplicación del Internet de las cosas no solo se reduce al ámbito cotidiano, sino que puede emplearse en todos los objetos de otros ámbitos, como el industrial y el de la salud, dos de los sectores que más están invirtiendo en Internet Of Things, y como consecuencia, en la contratación de científicos de datos que puedan manejar los enormes volúmenes de información generados. Desde controlar el gasto en energía en las empresas hasta aprender hasta el más mínimo detalle las costumbres y gustos de nuestros clientes.

El desarrollo del Internet Of Things trae consigo el crecimiento y revolución de otros sectores, como el de la seguridad necesaria para que estos datos potencialmente peligrosos para la intimidad de las personas no caigan en manos no deseadas, o el peligro que puede suponer automatizar transacciones económicas o funcionamiento de equipos de trabajo.

Internet Of Things demuestra que este es el momento del Big Data, sirve como argumento confirmatorio de las buenas previsiones realizadas por McKinsey sobre los 1,2 millones de científicos de datos que serán demandados en Europa hasta 2020. Si quieres unirte al carro de la revolución de los datos, apúntate a nuestro máster intensivo y fórmate en Data Tech.

MÁSTER EXPERTO EN BIG DATA & ANALYTICS

Gracias al Master en Big Data Analytics 100% Online tendrás amplios conocimientos sobre las herramientas y técnicas analíticas necesarias para la modelización de los principales retos de negocio, con el fin de mejorar la toma de decisiones a través de los datos y el conocimiento.

chevron-down