Big Data en la industria de la moda

big data en el mundo de la moda

En una industria donde la ropa se desactualiza y cambia de forma radical a cada película exitosa, las marcas de moda cada vez se ven más obligadas a recurrir al análisis de Big Data para no quedarse atrás. Pero ¿cómo puede ayudar el Big Data a esta industria?

Conocer al consumidor y predecir sus comportamientos:

Desde el seguimiento de las búsquedas hasta la finalización del proceso de compra, las firmas de moda pueden recopilar infinidad de datos sobre el consumidor. Estos le ofrecerán una visión integral para saber cómo, cuándo, dónde y qué comprarán. Así, estarán preparados para satisfacer su demanda.

Aumentar el ticket medio e incentivar la compra

Con motores de recomendación basados en Big Data y los datos de clientes, se le pueden hacer sugerencias con gancho que le hagan comprar más productos. También podemos conocer quiénes serán los que tengan un lifetime value más elevado y ofrecerle todo tipo de incentivos de fidelización. Con esto, es posible reducir los costes de marketing y personalizar los descuentos y acciones publicitarias. Además, podremos reactivar usuarios, o seleccionar a quiénes impactar para que mejoren su categoría de compras, decidan comprar una marca que no conocen o por la que antes no mostraron interés, acelerar su proceso de conversión a comprador… Incluso podemos redirigirlo a tiendas online u offline de ciertas marcas para que compren allí a full Price.

Mejorar la ux de la web… y de la tienda

Conociendo mediante Big Data la correlación entre las elecciones de compra de un cliente y los elementos de una web, palabras clave y clicks podremos testar qué funciona mejor en términos de usabilidad y diseño. También podemos añadir capas que mejoran la experiencia de usuario, como la posibilidad de probarse ropa, maquillaje… online.

En la tienda física, el Big Data también puede ayudar a dar una imagen organizada. No solo ayuda a mejorar la rotación de producto y aumentar las ventas. También optimiza el espacio al definir el tamaño ideal de los departamentos y la ubicación ideal para cada producto dentro de la tienda.

Predecir tendencias

Se acabó el uso de datos de ventas de años previos para determinar la popularidad de un estilo o la moda. Gracias al Big Data & Analytics, mediante modelos predictivos de machine learning, podemos saber la futura demanda de las prendas y complementos con gran exactitud. Conociendo la demanda en función del comportamiento de los compradores, y sabiendo cómo afectarán factores externos como la meteorología a nuestras ventas, afinaremos con los colores, cómo se comportarán las familias de productos…

Zara ya utiliza estas técnicas para predecir tendencias y ponerlas en tienda en un par de semanas. H&M, colaborando con google, incluso ha creado una app que diseña la ropa de cada usuario según los datos recogidos durante una semana.

El Big Data también es importante porque detecta anomalías y comportamientos extraños que nos desvían del camino correcto, lo que permite rectificar, en tiempo real, si por ejemplo un suceso inesperado ha cambiado la moda de formas que no habíamos predicho con nuestros algoritmos.

Reducir costes y maximizar ingresos

Por supuesto, estos algoritmos predictivos nos ayudarán también a determinar las necesidades de stocks de maniobra y seguridad de forma más precisa, así como la afluencia de clientes en las tiendas físicas y las necesidades de personal diarias.

Las firmas de moda también utilizan el Big Data para gestionar inventarios y organizar la capacidad de sus centros logísticos a diario. ¡Incluso se puede usar para evitar robos en las tiendas, como la tecnología RFID de Inditex en sus alarmas de seguridad, que localiza cada producto a tiempo real!

Pero eso no es todo. Ya hemos hablado de cómo podemos maximizar el ticket medio de los clientes. Pero también podemos predecir las reacciones de los consumidores ante las variaciones de precios, ajustando estos a cada plataforma y a los de la competencia para sacar el máximo beneficio en cada lugar.

Conclusiones

El mundo de la moda tiene mucho que ganar con el Big Data. Las compartidas aquí son las maneras más utilizadas para sacarle partido a estas herramientas en la industria, pero no son todas, ni mucho menos. Con datos suficientes, el cielo es el límite. Solo tenemos que saber manejar esos datos, para lo cual necesitamos la mejor formación en Big Data & Analytics


Déborah Fernández, responsable de marketing y comunicación de datahack

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *