Neuroeconomía y Big Data

Big Data y Neuroeconomía blog de datahack expertos en big data

La neuroeconomía es el estudio de la relación entre lo que sucede en el cerebro humano durante la toma de decisiones y la conducta de los agentes económicos. Entender por qué tomamos las decisiones nos permitirá realizar modelos predictivos donde establecer una conducta de compra.

Introducción a la neuroeconomía

En un primer momento se pensaba que actuábamos de forma racional, que tomábamos las decisiones por una cuestión de optimizar los recursos que teníamos y por una cuestión de sentido común. Autores como Adam Smith (1956), Marshall (1920) defienden que si existe de manera racional pero se ve influido por el interés personal, siguiendo con la idea de que la gente hace lo que hace por algo.

Keynes por otro lado se aparta del concepto de racionalidad cuando se pregunta: cómo puede ser que aún cuando el análisis racional de los proyectos de inversión nos muestra su inconveniencia, los agentes económicos deciden invertir y a pesar de que hay una alta probabilidad de que el proyecto no salga rentable y que a veces lleve a la quiebra al inversor.

Por ello autores como Simón (1978) introducen la psicología y sociología como herramienta para entender el comportamiento del ser humano. Al cuestionarse esa actitud racionalista los economistas crean una nueva corriente “Behavioral economics” donde se empieza a reclamar una mayor presencia de la psicología y la experimentación en el campo de la economía.

Participación de las emociones en la toma de decisiones

La neuropsicología y los avances en anatomía han demostrado la relación del cerebro con el comportamiento emocional de los individuos. Los estudios han señalado la relación que existe con diferentes partes del cerebro (Lóbulo frontal, la amígdala,..) con reacciones emotivas del ser humano. Es importante analizar el papel del cerebro cuando los individuos evalúan decisiones y categorizan riesgos.

Antonio Dámaso reflejaba que el ser humano llegaría a su nivel más alto de inteligencia cuando este fuera capaz de suprimir las emociones. Las zonas que se encontraban más dañadas del paciente u otros que presentan estas conductas, son aquellas que conectan:

  • con el sistema límbico, donde residen las emociones
  • y el cortex prefrontal donde reside la racionalidad. 

Por estas “taras”, toman mejores decisiones económicas por la ausencia de emociones como el miedo.

El Big data convierte datos en información

Las emociones juegan un papel fundamental en la toma de decisiones del individuo. Por eso, es en el análisis de todos los resultados que se realizan en los mencionados experimentos donde llegamos a conclusiones. Ahí nos ayuda el Big Data; convierte esos datos en información útil.

Bajo el paraguas del Big Data, se cobijan una serie de fenómenos que tienen como denominador común el facilitar la utilización y el cruce de datos relacionados con la actividad económica y de comunicación para mejorar su eficacia.

Conclusión

Por ello, con estos conocimientos base de la neuroeconomía y añadiendo la información que podemos generar con el Big Data, se optimiza la toma de decisiones estratégicas personalizadas para el público.

Es por este auge de la importancia de los datos, de sus aplicaciones y de la creciente necesidad de puestos en el sector por lo que nace Datahack. Creamos el mejor master Big Data & Analytics del mercado para formar a profesionales de los datos.


Alejandra Sánchez Boto. Asistente en Marketing de Datahack

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *