Big Data para la gestión de talento y RRHH en la empresa

big data y recursos humanos

Ya hemos hablado de las formas en que puede ayudar el Big Data a los Recursos Humanos y nos hemos centrado en la captación de nuevos perfiles. No obstante, la mayor fuerza del Big Data aplicado a los RRHH está en los procesos internos de la empresa. Gracias a los datos (People Analytics), el foco vuelve a ponerse en la persona. Esto es porque conocemos mejor a nuestros empleados y podemos aumentar su motivación y su productividad, más allá de automatizar tareas rutinarias y tediosas.

Además, para el departamento de RRHH es clave la fidelización del capital humano, pues una tasa alta de rotación implica un alto gasto. Con Big Data, sabemos quién se va y si se repite un patrón entre ellos. También podemos detectar pautas de los que eligen quedarse y crear un modelo de fidelización en función de eso.

Conociendo a nuestros empleados

Con el Big Data, la productividad es solo uno de los parámetros que medimos en relación con el empleado. Aprendemos más sobre su posición en el ecosistema de la organización: cómo se involucra, sus interacciones sociales, qué le motiva…

El conocimiento del trabajador nos permite personalizar nuestra comunicación con él a través de sus temas de interés, los vínculos generados, los nodos de conocimiento que percibamos… Gracias a esto, podremos identificar las interacciones más productivas y conocer más profundamente al equipo.

Fidelizando a nuestros empleados

La motivación es un factor clave tanto en el rendimiento del empleado como en su fidelización. Con Big Data, podemos identificar cómo de motivado está nuestro talento. Incluso se puede llegar a predecir su marcha de la empresa y sus motivos.

Además, gracias a encuestas, evaluaciones, entrevistas y análisis de sentimientos en plataformas de colaboración de nuestra empresa (grupos de whatsapp, slack…) podremos identificar problemas emergentes y llevar a cabo estrategias para solucionarlos antes de que vayan a mayores.

Promoción interna

Detectando también sus gustos y puntos fuertes, descubrimos talento inesperado y potencial interno. Esto nos permite optimizar los planes de formación, personalizándolos, y permitir que los propios empleados gestionen su carrera profesional y su crecimiento en la empresa de forma individualizada. También, favoreceremos la promoción y movilidad interna detectando perfiles interesantes dentro de la propia compañía.

En conclusión: Big Data + Recursos Humanos es una buena mezcla

Una mezcla potente y cada vez más necesaria para conseguir y conservar talento. No es fácil acometer un cambio en el que el Big Data se implante a la perfección en nuestra empresa y menos si no contamos con personal especializado.

En DH SEED somos conscientes de que orientar una compañía hacia la digitalización y el Big Data supone un proceso complejo de realizar. Por ello, acompañamos a la empresa en ese proceso, ya que ofrecemos consultoría orientada a la transformación digital; somos headhunters  especialistas en la evaluación, búsqueda y selección de perfiles de IT, Big Data y digital.


Déborah Fernández, responsable de marketing y comunicación de datahack

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *