Usos del Big Data para mejorar el medio ambiente: agua y aire

big data medio ambiente

De las múltiples aplicaciones del Big Data, una de los que más potencial de mejorar nuestra calidad de vida a corto plazo es la de proteger el medio ambiente. El Big Data Ambiental, Sustainable Data o Green data, como ya se conoce en algunos contextos de lucha contra el calentamiento global, es, hoy día, la base de la lucha por un futuro más sostenible. Los datos se usan en diversas áreas de actuación, todas ellas orientadas a una explotación más sostenible del planeta y sus recursos. Aquí van algunas de ellas:

Big Data para mejorar la calidad del agua

Gracias a varios modelos basados en datos y mediciones del agua, podemos obtener información sobre su calidad, su nivel de contaminación, de dónde proviene dicha contaminación… El Big Data también nos permite predecir la cantidad de agua que habrá disponible en cada caudal y planificar trasvases entre cuentas que generen el mínimo impacto ambiental posible. Además, a nivel doméstico, podemos usar los datos para evitar el desperdicio con tarifas personalizadas según el consumo y necesidades de cada usuario o reduciendo su cantidad en ciertos espacios públicos y detectando fugas en tuberías casi a tiempo real.

Big Data para mejorar la calidad del aire

Con Big Data podemos controlar mejor las emisiones detectando los procesos y temporadas con más picos de contaminación, así como áreas de alto consumo energético. Con todo esto, y estimando el ratio de emisiones-potencial de absorción de CO2, se podrán:

  • Diseñar estrategias de eficiencia energética,
  • estrategias de control microclimático y
  • planes de re-vegetación urbana.
  • Gestionar mejor los mantenimientos de parques y jardines.

Existen ya algunas plataformas que están implantando estos modelos como  GreenUrbanData, que apuestan por estos modelos.

Smart cities

No podemos sino mencionar en el apartado del aire el potencial del Big Data y de las Smart Cities para crear ciudades de bajas emisiones. Ayudará a predecir el comportamiento y acciones de los usuarios conectados, lo que permitirá fomentar el uso eficiente de sus medios de transporte. Así, optimizará trayectos (evitar atascos y vueltas para aparcar, por ejemplo) y energía, lo que reducirá las emisiones y permitirá el uso eficiente de transportes eléctricos y energías renovables.

Además, colocando paneles estratégicos por toda la ciudad ayudaremos a los ciudadanos a saber cuándo son los mejores momentos y zonas para salir a pasear, si además de contaminación hay alérgenos en el ambiente, qué trayecto es el idóneo para viajar de un punto a otro… mejorando su calidad de vida.

Otros usos del Big Data para mejorar el medio ambiente:

Impresionante, ¿verdad? En el próximo artículo hablaremos de otros usos del Big Data para mejorar el medio ambiente, aunque seguramente nos dejemos alguno en el tintero: el potencial es inmenso y las aplicaciones casi ilimitadas. Si tú también quieres ayudar a crear un futuro mejor, ¡nada más fácil! Comienza tu formación en Big Data & Analytics con el mejor máster: el de datahack. Una vez que lo hayas hecho, tendrás un sinfín de posibles proyectos de actuación para ayudar a hacer de nuestro planeta un lugar más sostenible.


Déborah Fernández, responsable de marketing y comunicación de datahack

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *