Redes sociales y Big Data

Big Data aplicado a Redes Sociales

Las redes sociales son no solo un lugar donde compartir nuestros contenidos y novedades e interactuar con nuestros usuarios. También son la mejor herramienta para obtener datos relevantes para nuestra empresa, como por ejemplo:

Datos relevantes de nuestros consumidores

Percepción de nuestra marca y análisis del sentimiento:

Podemos monitorizar sentimientos, opiniones y actitudes negativos, neutrales o positivos respecto a nuestra marca o nuestros productos, precios, servicios de atención al cliente… Gracias a ello podemos reaccionar y adaptarnos en consecuencia. También podemos detectar temas tabú o asuntos de los que podemos hablar, relacionados con nuestro sector, que generen sentimientos positivos en el consumidor.

Segmentación y fidelización de nuestro consumidor:

Analizando las conversaciones, su comportamiento, las marcas que sigue… podemos definir más fácilmente nuestras buyer personas por categorías mucho más afinadas que la mera demografía, como sus gustos, actitudes, intereses, aficiones… Esto nos permite dar en la diana cuando nos comuniquemos con él y ofrecerle una experiencia más personalizada que ayudará a fidelizarle y facilitará que avance en su ciclo de compra.

Momentos propicios para la venta:

Gracias a las redes sociales podemos detectar los picos de actividad y cuándo los usuarios son más propicios a hacer click en nuestras publicaciones.

Detección de consumidores potenciales:

Podemos detectar gente que, aunque aún no sea nuestro cliente, tenga patrones similares a los que sí lo son. Una vez detectados, podemos aprovechar lo que sabemos para llevarlos a nuestro terreno y convertirles en clientes, ya sea mediante una promoción o mediante estrategias de ventas más directas.

Detección de influenciadores:

Con las redes sociales podemos averiguar no solo a quién siguen nuestros clientes, sino también las personas que más les influencian, que no necesariamente son las que más seguidores tienen. Esto nos ayudará al centrar nuestros esfuerzos e incluso a ahorrar costes (mandando muestras de producto solo a las personas que sean más influenciadoras…)

Datos relevantes sobre el mercado

Estudio de la competencia:

Podemos reunir información sobre cómo se posiciona nuestra competencia en comparación con nosotros e identificar puntos de mejora, en qué lo hacemos mejor que ellos, qué diferencia a sus consumidores de los nuestros…

Tendencias de consumo o mercado:

Las redes sociales permiten vislumbrar los cambios en las tendencias analizando los contenidos y palabras más compartidos. Con esto, podemos detectar desde los colores que se van a poner de moda hasta cuándo algo ya no resulta “cool”. Incluso nos puede dar pistas sobre qué tipo de palabras o lenguaje utilizar al detectar cuáles se muestran más efectivas.

¿Cómo sacar esa información del caos de datos? Con Big Data

La ingente cantidad de métricas a las que podemos acceder, que para colmo no están unificadas entre las distintas redes, dificulta esta tarea. Ahí es donde entra el Big Data: lo utilizamos para recopilar, limpiar, unificar, organizar y, en definitiva, convertir esos datos en información útil para la empresa.

Para ello, es necesario dominar una serie de herramientas y lenguajes de programación, tecnologías en continuo desarrollo, además de llevar a cabo un tratamiento científico de esos datos para convertirlos en información accionable y valiosa.

En nuestro máster de Big Data & Analytics, aprenderás todo esto de manera 100% práctica y de la mano de profesionales del sector, que tienen experiencia de primera mano.

Quiero saber más sobre el máster de BD&A


 Déborah Fernández, responsable de marketing y comunicación de datahack

Más artículos de Big Data y marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *