Conoce blockchain, la tecnología del futuro ¿o del presente?

<  VOLVER
Por: Datahack
abril 20, 2022
Datahack
abril 20, 2022

Conoce blockchain, la tecnología del futuro ¿o del presente?

Por Javier González Sanchez, Socio & Director de IT en MBD Analytics.

En estos tiempos en los que se oyen por todas partes términos como Big Data, inteligencia artificial, metaverso o criptomonedas… hay uno que quizás no sea tan popular pero que, en mi opinión, tendrá (o tiene ya) tanta o más influencia como los anteriores en nuestras vidas, este término es Blockchain. Por hablar de mi experiencia personal, yo trabajo en MBD Analytics, una empresa dedicada al Data Analytics donde debido a nuestro “core business”, necesitamos estar a la última en lo referente a Big Data o inteligencia artificial y, donde sin embargo, no recuerdo a nadie pronunciando la palabra “blockchain”.

Pero ¿qué es Blockchain? Mucha gente cuando oye blockchain lo asocia automáticamente con Bitcoin (BTC), ¿por qué? Porque Bitcoin es el caso de uso más conocido de esta tecnología. Precisamente durante todo este artículo nos referiremos a las características de blockchain para este caso de uso si bien, posteriormente han surgido otros modelos con nuevas características que facilitan otras formas de uso, principalmente los que permiten ejecutar “Smart Contracts”, aunque esto por sí solo da para otro artículo.

Mezclando algunas de las múltiples definiciones que podemos encontrar sobre blockchain yo lo definiría como: Un conjunto de tecnologías que, a través de una base de datos compartida por multitud de usuarios en modo peer-to-peer, permiten llevar un registro seguro, inmutable, descentralizado y organizado de operaciones digitales sin necesidad de la intermediación de terceros.”

Originalmente se creó como una base de datos pública descentralizada para gestionar cambios de propiedad de activos digitales y poder saber en todo momento quien es el propietario actual de un determinado activo. Por ejemplo, si un usuario A transfiere 1 bitcoin a un usuario B, en la base de datos se registra que el usuario A tiene un bitcoin menos y el usuario B tiene uno más procedente del usuario A

Para entender bien cómo funciona blockchain, antes hay que conocer ciertos términos que, aunque quizás puedan sonar muy frikis, en realidad son muy sencillos de entender. Empecemos:

Transacciones: Son la estructura de datos mínima en blockchain y contienen la información de cada cambio en la propiedad de los activos. En el ejemplo anterior, tendría información relativa a que el usuario A ha transferido la propiedad de un bitcoin al usuario B.

Bloques: Las transacciones se agrupan en bloques que están pensados para validad dichas transacciones. Estos bloques se validan mediante la resolución de problema matemáticos y dicha resolución proporciona una recompensa al usuario que logra resolver el problema.

Hash: Un hash es una cadena de caracteres (siempre de la misma longitud) que representa un conjunto de datos y que se obtiene utilizando una función hash. Por ejemplo, imaginemos que tenemos los siguientes datos 1,2,3,4,5,6,7,8 y una función hash que es “SUMA” para obtener un hash de longitud 4. El hash de nuestro conjunto de datos sería 1+2+3+4+5+6+7+8 = 0036 (longitud 4).

Red peer-to-peer descentralizada: Es una red donde no existen servidores ni nodos centrales. Todos los nodos de la red son iguales y actúan como clientes y servidores para el resto de nodos con el objetivo de compartir información y trabajar de forma colaborativa.

Criptografía: Es una técnica que permite crear mensajes codificados con claves secretas que solo pueden ser descifrados por la persona que tenga la clave.

Una vez conocemos estos conceptos fundamentales podemos empezar a explicar cómo funciona Blockchain.

La traducción literal de blockchain es “Cadena de bloque” y es una descripción perfecta de la forma en la que se almacenan los datos. Como todas las cosas en la vida, todo tiene un comienzo que, en nuestro caso, es el primer eslabón de la cadena llamado “Nodo Génesis” o “Nodo cero”. A partir de este primer bloque se irán añadiendo bloques validados a la cadena que referencian al bloque inmediatamente anterior por su hash. ¿Qué quiere decir esto? Que en el bloque 2 tendremos guardado el hash del bloque 1, en bloque 3 el hash del bloque 2, etc.

Como ya dijimos antes, los bloques se validan resolviendo un problema matemático que, en el caso de BTC consiste en encontrar el valor hash que represente a todas las transacciones que forman parte del bloque. Resolver este problema tiene un coste computacional muy alto y es lo que se conoce como “minado”. Para que los componentes de la red esten incentivados a colaborar en la validación y mantenimiento de los bloques, lo que se hace es darles una recompensa cada vez que consiguen resolver estos problemas, por ejemplo un BTC (jugosa recompensa en estos tiempos).

Una vez que se valida un bloque, la información del nuevo bloque que ha sido añadido a la cadena se transmite por la red de forma que todos los nodos tengan una copia exacta del estado actual de la cadena. Debido a que la información tarda un tiempo en llegar a todos y cada uno de los nodos de la red, puede se produzca alguna incoherencia entre las cadenas almacenadas y, para resolver estas incoherencias se utilizan “algoritmos el consenso”. Esto quiere decir que entre todos los nodos de la red deciden que la cadena válida es la que ha sido aceptada por la mayoría ellos.

Todo lo que hemos contado hasta aquí explica en buena parte que la información almacenada en blokchain sea inmutable, ¿por qué? Porque si alguien intentara manipular una transacción ya validada en un bloque tendría, no solo que recalcular el hash de ese bloque (lo que requiere mucho esfuerzo computacional), sino que además tendría que calcular los de todos bloques posteriores al manipulado y además transmitir la información a una mayoría (51%) de los nodos para que estos decidan que esa nueva cadena es la válida. Hay gente que predice que con los ordenadores cuanticos esto será posible, pero de momento es solo ciencia ficción.

Todas las operaciones que se realizan en blockchain se hacen de forma segura empleando la criptografía (en este caso lo que se llama criptografía asimétrica). Cada usuario de la red posee una par de claves únicas; una clave privada que solo conoce él y una clave pública conocida por toda la red. La clave privada es la que autentifica a un usuario para acceder y administrar los activos en la red.

Fuente de la imagen: Bit2me Academy

¿Y todo esto para qué sirve? Todas estas carácterísticas hacen que el caso de uso “perfecto” para blockchain sea el registro y transmisión de la propiedad de activos digitales sin necesidad de intermediarios. Por ejemplo, el caso más típico que conocemos de intermediario es un banco: Si queremos hacer una transferencia, lo tenemos que hacer a través de nuestro banco que, en muchos casos, nos cobrará una comisión abusiva e inmoviliza nuestro dinero dinero durante el proceso (a veces días). Con una tecnología como blockchain el intermediario no sería necesario ya que las transacciones se harían directamente entra los usuarios de manera instantánea y segura. 

Para terminar, diremos que la tecnología blockchain es una potente herramienta que poco a poco evoluciona para ser adaptada a múltiples usos y que puede cambiar para siempre la forma en la que hacemos las cosas ¿Os imagináis un mundo sin intermediarios? ¿Sin bancos? ¿Sin notarios?... actualmente es dificil de imaginar, pero también lo era hace 20 años el llevar un “ordenador” en el bolsillo capaz de hacer fotos, llamadas, enviar mensajes instantáneos…

CONTACTA CON NOSOTROS

Contacto datahack:

• Por teléfono al +34 910 91 28 42 o +34 630 88 13 53 

• Por WhatsApp directamente pinchando aquí o aquí

• Mandando un mail con tus datos de contacto a: info@datahack.es

Contacto autor:

Javier González Sanchez

Socio & Director de IT en MBD Analytics.

LinkedIn

¡Que no se te pase una!

Recibe nuestra programación mensual de eventos online y la apertura de nuevas convocatorias de cursos




    En Datahack Consulting SL trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de enviarte información relacionada con tu solicitud sobre nuestros servicios, así como enviarte comunicaciones informativas sobre nuestra actividad. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a administracion@datahack.es. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

    Estamos para ayudarte con cualquier duda, pequeña o grande

    Llámanos, escríbenos al email o por WhatsApp o inicia un chat en la web y hablamos

    Llámanos al 910 91 28 42¿Prefieres que te llamemos?¿Prefieres que te llamemos?
    chevron-down